Alfonso XIII, la lía muy parda

El rey Alfonso XIII tenía dos sueños: ser el mediador de la paz en el mundo y volver a situar a España como potencia mundial. Para cumplir su objetivo, el rey hablaba todos los días con la embajada francesa y con la alemana. Los franceses decidieron poner a prueba al rey bocazas contándole noticias falsas que el monarca trasladaba a los alemanes. A Alfonso XIII se le quitaron las ganas de volver a jugar a ser un espía.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Ministerio de Justicia