Así nos está cambiando la vida el coronavirus

Así nos está cambiando la vida el coronavirus

Primer día sin clases en la capital, las bibliotecas, los teatros y los polideportivos están cerrados y cientos de madrileños han empezado hoy a trabajar desde casa. Una situación excepcional la que se está viviendo en la Comunidad de Madrid que, por el momento, durará hasta el próximo 25 de marzo.

María tiene 26 años, vive con su novio y desde hace un año trabaja en un diario digital. El lunes por la noche la informaron de que a partir del miércoles trabajaría en casa: “El martes fui a la oficina con mi ordenador personal para instalar todo lo necesario”, señala.

María comienza su primer día de trabajo desde casa

Hoy ha empezado su primer día de teletrabajo, “en mi caso es muy cómodo trabajar desde casa. Se agradece no tener que ir en transporte público en hora punta y estar pendiente de desinfectarme las manos cada dos por tres”.

“La página del paro ha estado saturada estos días”

Alejandro tiene la misma edad que María, pero no tiene la misma suerte. Trabaja en un comedor escolar y la empresa que le contrata ha hecho un ERTE mientras dure esta situación, “Mientras no abran los colegios mis compañeros y yo vamos al paro, aunque estos días ha sido imposible pedir cita porque la página está saturada”, cuenta.

Además está estudiando un Grado Superior por lo que tampoco tiene clase. En 48 horas ha visto como se ha parado toda su actividad diaria.

Pero además de los estudiantes, todos los becarios que estaban haciendo prácticas en empresas han visto como su beca ha quedado suspendida: “La empresa me informo que tenía vacaciones, por el momento hasta el próximo 25 de marzo”, nos cuenta Sandra, becaria de un medio de comunicación.