Juliana, un ejemplo del nuevo modelo que ayuda a las personas sin hogar

Juliana, un ejemplo del nuevo modelo que ayuda a las personas sin hogar

Los últimos 20 años de Juliana han sido un salto tras otro. A los 32 tenía un negocio detrás de la barra de un bar, lo que la llevó a su adicción al alcohol: "Tenía una vida normal y en menos de siete meses me encontré en la calle", explica.

Durante muchos años vivió en un poblado chabolista y en un sinfín de albergues de la capital. Ahora, con 52 años, y tras controlar su adicción, ha conseguido un hogar gracias a ‘Hogar Sí’, una red de viviendas para hombres y mujeres hasta los 65 años en exclusión o con riesgo de exclusión social.

Juliana es consciente de su enfermedad: "sé que no se cura, pero que se puede aprender a vivir con ella”. Pero su vida ha cambiado para mejor y ahora comparte piso con otras personas. En casa tienen un cuadrante de división de tareas semanales y ellos se organizan. Su administradora, Mamen, pasa cada semana para comprobar que todo va bien.

“Hay que transmitir la falta de hogar que hay en España”

Juliana está muy agradecida por todo lo que la están ayudando y además quiere transmitir “la falta de hogar que hay en España”. Asegura que todos podemos tener un tropiezo, "es muy importante recibir ayuda y dejarse ayudar", apunta.