Asfaltando las calles a 42 grados en Madrid

Asfaltando las calles a 42 grados en Madrid

Como todos los veranos, se aprovechan estas fechas en Madrid para asfaltar las calles, ya que hay mucha menos circulación y se puede realizar mejor el trabajo. Pero, ¿cómo sobreviven a las altas temperaturas los trabajadores?

Para comprobarlo nuestra compañera Estefanía Medina ha ido hasta la avenida de la Ilustración para ver cómo soportan las altas temperaturas los trabajadores que se pasan bajo el sol todo el día.

Nos cuentan que no es solo la temperatura ambiental, sino que también la del asfalto que puede llegar a estar a 160 grados, igual que la del latón que se aplica después, que llega a los 60 grados.

Por ello, los operarios que trabajan asfaltando las calles han reivindicado en numerosas ocasiones poder trabajar únicamente por las mañanas, ya que dependiendo de las circunstancias trabajan de día o de noche.

Además, afirman que es a los nuevos trabajadores a quien más cuesta este trabajo, ya que al no estar acostumbrados a las altas temperaturas llegan a sufrir golpes de calor constantes. Aun así, los trabajadores se muestran positivos contándonos que al final ‘uno se acostumbra’.