2018, el año en que arrancó Madrid Central

2018, el año en que arrancó Madrid Central

La lucha contra la contaminación, con sus pros y sus contras, ha sido sin duda uno de los grandes temas de debate en Madrid de este año que estamos a punto de finalizar.

Así, este año arrancó Madrid Central con una primera fase informativa sin multas. Cambia de forma drástica la forma de moverse por la capital.

Así, en sus 472 hectáreas de superficie (prácticamente la totalidad del distrito Centro), se elimina el tráfico de paso y la circulación de los vehículos más tóxicos para reducir la contaminación. Esta zona de bajas emisiones, incluida en el Plan A de Calidad del Aire, tiene como objetivo "reducir la contaminación, el ruido y mejorar el reparto del espacio público", en palabras de la delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés.

En este espacio estará restringido el tráfico de los vehículos, excepto residentes, transporte público, los vehículos de determinados colectivos necesarios para la 'vida' del distrito y los menos contaminantes, según los distintivos ambientales de la DGT, que se recomienda llevar en el parabrisas hasta que comience a ser obligatorio, el próximo 24 de abril de 2019, según la ordenanza de Movilidad Sostenible.

2018 ha sido también el año en que vimos nacer a la Gran Vía.