Selección española de balonmano
Selección española de balonmano

El triunfo de la selección española en el Europeo de Croacia iluminó un año 2018 que ratificó el éxito del modelo español, una manera propia de entender el balonmano, que a día de hoy es el mayor patrimonio del balonmano nacional.

Una filosofía de juego que brilló con su máximo esplendor en el tramo final del Europeo con las victorias sobre Alemania, Francia y Suecia que permitieron a los Hispanos coronarse por primera vez en su historia campeones continentales.

Al fin el oro

Gracias a un balonmano en el que la inteligencia y la riqueza táctica prevalecen sobre los kilos y centímetros, el conjunto español logró el título que se le había resistido hasta en cuatro ocasiones, tras perder las finales de 1996, 1998, 2006 y 2016.

Pero la vía española no sólo llevó al triunfo a la selección nacional, sino que también fue fundamental en los éxitos del Vardar macedonio, que dirige el técnico español Raúl González.

El preparador español que ya hizo campeón de Europa al Vardar en el año 2017, volvió a meter al conjunto de Skopje en la fase final de la Liga de Campeones, donde cayó en las semifinales (27-28) ante el Montpellier francés, que a la postre se proclamaría campeón.

El Barça, sin rivales

Sorpresa que no se produjo en las competiciones nacionales donde el Barcelona Lassa se alzó, un año más, con todos los títulos domésticos, pese a ver rota su racha de imbatibilidad en el campeonato liguero.

Un gol en el último segundo del lituano Rolandas Bernatonis permitió al Fraikin Granollers acabar con la racha de 146 encuentros ligueros -145 victorias y 1 empate- que los azulgrana acumulaban sin conocer la derrota, tras caer por 28-29 ante el conjunto vallesano en el Palau Blaugrana.

Competición femenina

Mucho más igualadas estuvieron las competiciones femeninas en las que el Liberbank Gijón se impuso en la Copa de la Reina y el Super Amara Bera Bera se alzó con el título de Liga.

Progresos que también se han visto reflejados en la selección femenina, que se colgó el oro en los Juegos Mediterráneos disputados en Tarragona.

Metales a los que las Guerreras no pudieron acercarse en el Europeo de Francia en el que las de Carlos Viver concluyeron en duodécima posición.

U