El ejercicio físico aporta beneficios que han sido demostrados tanto a nivel físico como psicológico en los pacientes con esclerosis múltiple
El ejercicio físico aporta beneficios que han sido demostrados tanto a nivel físico como psicológico

Ana llevaba desde los tres años practicando karate. Pero, a los 19 la vida le cambio completamente: "Me levanté una mañana sin poder ver por un ojo y, tras meses de pruebas, me diagnosticaron Esclerosis Múltiple". A pesar de ello, nunca dejó su pasión, ahora dirige una escuela que transmite los valores del deporte y la superación personal, a pesar de las dificultades.

Miguel Ángel Rodino, paciente de Esclerosis Múltiple, también afirma que “el deporte es esencial” en su vida.

El ejercicio físico aporta beneficios que han sido demostrados tanto a nivel físico como psicológico en los pacientes con esclerosis múltiple (EM). La realización regular de deporte, acorde a la situación de cada persona, consigue, además de una acción terapéutica en el presente, una prevención que evitará problemas derivados de la inactividad en el futuro.

Actualmente se recomienda introducir el deporte como parte de los hábitos saludables y para combatir la inactividad, que siempre afecta de manera negativa en el desarrollo de la esclerosis múltiple. El deporte aeróbico, de fuerza y neuromotor es el más recomendado para realizar. Algunas indicaciones son:

  • Hacer ejercicio en periodos cortos de tiempo: practicar deporte dos veces al día en fracciones de tiempo de 20 minutos en lugar de una vez durante 40 minutos es fundamental para evitar la fatiga y acomodar el cuerpo al ejercicio progresivo.
  • Adecuar el deporte a la climatología evitando practicarlo cuando las temperaturas son elevadas: seleccionar deportes acuáticos en verano es una gran elección para contrarrestar temperaturas altas que puedan afectar negativamente.
  • Descubrir nuevos deportes: Yoga, Taichi, o pilates son actividades neuromotoras que sin duda favorecerán en el equilibrio, la coordinación y la fuerza musular.