Del rock y las birras, a las misiones

Del rock y las birras, a las misiones

Él lo confiesa. En su juventud le gustaba el dinero, salir de fiesta, el rock and roll. Nada en él mostraba interés alguno por la vida religiosa. Sólo pensaba, confiesa, en la taberna. Su padre vivió incluso su decisión como "una gran traición".

"Ya te han manipuado esos hijos de la gran piiiiii", le espetó cuando le dijo que iba a consagrar su vida en las misiones ayudando a los más necesitados. Una decisión inevitable que le llegó con 17 años. Pasaría de las las birras y la música heave, a todo lo contrario. ¿Lo que más le costó? "Dejar mis vinilos, que ahora valdrían una pasta"

Eso sí, Vicente Esplugues, sacerdote misionero de la congregación Verbum, como gran aficionado al rock, tiene un programa radiofónico de música llamado “La sotana metálica”.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Testimonios