“Quiero desarrollar un proyecto de justicia social para nuestro país”

15.12.2015

El espacio informativo MADRID DESPIERTA, ha recibido hoy la visita de Alberto Garzón.

El candidato de Unidad Popular-IU a la presidencia del Gobierno ha comenzado valorando el debate mantenido ayer entre Mariano Rajoy y Pedro Sánchez. “Me pareció que no era el debate que esperaba la mayoría de la sociedad”, ha dicho y lo ha calificado como “un debate insulso, un debate que no aportó gran cosa y en el que hubo demasiadas ausencias de los problemas cotidianos de la gente y, además, muy bronco”. Garzón asegura no tener claro quién ganó el debate, pero sí que fue Rajoy quien lo perdió, “porque se pudo ver algo que hacía mucho tiempo que estábamos esperando ver, que era que se pusiera frente a las cuerdas en términos de cómo han sido los casos de corrupción estos últimos cuatro años”.

Alberto Garzón considera que ha ya llegado el momento del fin de la alternancia del bipartidismo: “Estamos haciendo un proceso de transición hacia ese modelo nuevo de cultura democrática y probablemente el domingo nos encontremos con sorpresas debido a eso”. Sobre Pedro Sánchez ha asegurado que “El Partido Socialista de lo que carece es de la credibilidad para que lo que está diciendo sea asumido como algo creíble por parte de la ciudadanía porque el Partido Socialista suele actuar del mismo modo siempre: una campaña electoral con un discurso muy de izquierdas pero después, cuando gobierna, ha gobernado igual que la derecha”. En cuanto al Partido Popular afirma que “durante la campaña no dice nada de lo que va a hacer y, de lo que dice, no lo hace después”.

El candidato de Unidad Popular-IU ha acusado a todos los partidos de “querer ir al centro”, asegurando que “cada vez se diferencian menos unos de otros porque están soltando sus anteriores propuestas para intentar moderarse; yo creo que en tiempos de esta crisis es un peligro moderarse”. Ha puesto como ejemplo a Podemos, que “ha buscado el centro de unos meses a acá, precisamente cuando rompió la posibilidad de construir la unidad popular con más fuerzas de izquierdas a lo largo de todo el Estado”, a quien ha acusado de abandonar propuestas más de izquierdas para “conseguir un voto más moderado”.

Alberto Garzón se ha mostrado agradecido por las últimas encuestas en las que aparece como el segundo político más valorado: “Agradezco el reconocimiento que hace la ciudadanía, y queremos que se transforme en votos (…) porque yo quiero desarrollar un proyecto de justicia social para nuestro país “. Y, en ese sentido, dice estar “muy satisfecho con la campaña electoral que estamos haciendo, porque esa simpatía creemos que es creciente y al mismo tiempo creemos que se está convirtiendo en una intención de voto para romper las encuestas el próximo domingo”.

El candidato de IU-Unidad Popular ha reivindicado su candidatura como una opción claramente de izquierdas. “En este país, cuando se ha votado una candidatura, no se sabía muy bien qué iba a ocurrir después. Con nosotros sí que lo van a saber”y se ha mostrado muy optimista de cara al domingo. “No contemplamos otra hipótesis ahora mismo que no sea conseguir grupo parlamentario”, “estamos haciendo una campaña creciente en la que incluso ganamos en debates en los que no nos invitan, a través de las redes sociales. Creemos que ese entusiasmo, y un voto decidido de la gente, nos van a permitir tener grupo parlamentario. Ahora sí, lo que podemos tener muy claro es que no vamos a ir al grupo parlamentario de ninguna otra fuerza política”. En cuanto a posibles futuras alianzas tras las elecciones, si bien asegura que de momento no se plantean ningún tipo de pacto, ha querido dejar claro que: “Todas las alianzas son con el programa”, “si alguien quiere pactar con nosotros que se empiece a estudiar nuestro programa para tener nuestro apoyo”·

Alberto Garzón ha defendido un nuevo modelo de país, afirmando que “lo importante es que la gente tenga la capacidad de elegir cómo quiere que sea su nueva Constitución”. “Nosotros no somos partidarios de una institución anacrónica, vitalicia, hereditaria, como es la de los Borbones y como es la de la Casa Real en su conjunto; y lo que hay que hacer es apostar por un proceso que permita a la gente poder elegir”, “queremos un estado federal” y “un sistema donde cada persona sea un voto”. Ha asegurado que van a derogar las reformas laborales del PP y el PSOE y propone un nuevo estatuto de los trabajadores y un nuevo modelo productivo que pasen por subir el salario mínimo interprofesional, reducir la burocracia y una ley contra la morosidad. La creación de empleo, ha dicho, debe llegar principalmente de manos del sector público. Para reactivar la economía, afirma, es necesario bajar los impuestos como el IVA en los productos básicos y, al mismo tiempo, subir los impuestos a las rentas más altas para tener un sistema más justo. En cuanto al futuro de las pensiones, asegura poder mantenerlas tal como las conocemos actualmente, con una política de empleo como la que su partido propone y unas medidas en favor de la conciliación laboral que promueva el crecimiento demográfico. Para concluir se ha mostrado partidario del autocosumo energético, de las energías renovables y absolutamente contrario al fracking.