Rollitos de invierno

Rollitos de invierno

Ya conocíamos los rollitos de primavera; los que os presentamos hoy se sirven fríos... ¡pero mucho! El suelo debe estar cubierto por una capa de hielo y encima tiene que caer nieve húmeda, con una temperatura cercana a la congelación. La mano del hombre, pero también el viento, puede enrollar esa capa superior dando lugar a formas curiosas.