La atleta Hermi Parra vuelve a la competición tras vivir su peor año

Herminia Parra ha sido tres veces internacional, y ha participado en otras competiciones con la elástica española, pero en el deporte no todo es gloria, hay sustos que hacen que cueste alcanzar el nivel deseado.

Suelen decir que cuando una cosa ocurre se junta con otra, suelen decir también que las cosas pasan por algo, y así lo ha dejado claro a sus 22 años recalcando la importancia de estar rodeada de la gente que te quiere.

Esto le ha pasado a Hermi, y es que, en el mismo día se entera de que tiene que ser intervenida quirúrgicamente, y que en 15 días tiene que abandonar su lugar de residencia, Joaquín Blume.

"Pensé que era algo puntual, y seguí compitiendo”

Su expediente habla por sí solo, pero en una competición vio que no era ella sobre la pista “pensé que era algo puntual, y seguí compitiendo”, hasta que en el Campeonato de España de Federaciones le “viene un dolor en el ovario izquierdo” y tuvieron que realizarle pruebas. Sin embargo “parece que ya ha acabado este calvario”.

Y es que, recibe un susto por partida doble en el mismo día: Primero le avisan de que tiene que entrar en quirófano y de que no va a seguir residiendo en la Joaquín Blume, una decisión que no se esperaba. Fue todo muy rápido, en dos semanas se juntó todo”.

En el momento, “uní el miedo de una intervención a la incertidumbre de dónde vivir en 15 días”. A veces es frustrante “ver que estás apostando tanto por algo y que no lo consigues”.

Antes me presionaba mucho, pero “no todo es atletismo, también está la salud que sin ella no tienes nada, pero tienes que seguir adelante”. Y hay una frase que repite constantemente, se la decía su padre “tú te metes presión en las competiciones, presión es esto Hermi”. Y al ser atleta y tener los Juegos Olímpicos tan cerca considera que “es ilusionante escuchar Tokio, pero quiero ir poco a poco, recuperarme y no lesionarme” sentenciaba Hermi.