Jimena Pérez se entrena en el pantano de San Martín de Valdeiglesias

Menos mal que se aplazaron los Juegos Olímpicos de Tokio, porque nuestros nadadores siguen sin poder entrenarse en las piscinas o en los Centros de Alto Rendimiento. Hace 60 días que no han podido tocar el agua.

Charlamos con la nadadora madrileña, Jimena Pérez, que ya tenía la mínima para acudir a los Juegos en la prueba de los 1,500 metros libres, y con Juanjo Dueñas, presidente de la Federación Madrileña de Natación.

Nadan en el pantano de San Martín de Valdeiglesias

Ante la situación han tomado la iniciativa para poder entrenar en el pantano de San Martín de Valdeiglesias. "He tenido que pedir los permisos oportunos, pero he podido nadar, lo echaba muchísimo de menos. Conseguí hacerme con unos neoprenos y aunque está fresquita el agua, he podido aguantar bastante tiempo" asegura Jimena.

Juanjo Dueñas aclara en El Partido de la Una cuál es la situación actual: "Si no pasamos de fase (hoy por la mañana estamos en la fase cero) tendremos que seguir esperando para que los nadadores puedan entrenarse en las piscinas. Si pasamos podremos hacer entrenamientos normales, aunque con las condiciones de higiene y distancia requeridas, claro"