La Generalitat garantiza la seguridad en el clásico

Desde Barcelona no paran de llegar los mensajes de tranquilidad a pesar de las amenazas de grupos radicales y plataformas como Tsunami Democrátic que ya tiene confirmada la presencia de 18.000 manifestantes en sus movilizaciones en las horas previas del partido.

Escuchamos al responsable de los Mossos, Eduard Sallent, hablando del dispositivo especial en un partido de alto riesgo.

La seguridad del Barça-Real Madrid, una prioridad nacional

Los Mossos afirman que el "peor escenario" sería la invasión del campo por parte de Tsunami Democràtic, una "situación extrema" que no contemplan como "probable", aunque sí "posible". Sólo entraríamos dentro del campo si hay un desorden. Si alguien saltara al campo, actuaríamos. Lo identificaríamos y seria multado económicamente y se expone a medidas disciplinarias sobre la ley del deporte. Estamos preparados para responder".

También escuchamos al presidente del Barcelona, Josep Maria Bartomeu, hablando de tranquilidad y asegurando que el partido se disputará respentando las reivindicaciones que se hagan de forma cívica.