Dos minutos para darle la vuelta a un partido

Los dos goles del Leganés que le dan la vuelta al partido ante el Barcelona.

Una diagonal precisa de Vesga encontró la subida de Jonathan Silva por el carril izquierdo y el centro de éste encontró la cabeza de El Zhar en el segundo palo. Tanta geometría pilló por sorpresa a Vermaelen, quien llegó tarde para evitar el plácido remate del marroquí (1-1).

Sacaron de centro los azulgranas, perdieron el esférico y de nuevo se produjo otro envío kilométrico buscando esta vez a En-Nesyri. Se trabó el punta, pero también Piqué, que despejó hacia el interior del área. Óscar Rodríguez, que había visto la película desde la distancia, interceptó el balón en escorzo y sorprendió al portero.