91-78. El Madrid vence al Bayern y ya está en playoffs

El Real Madrid venció al Bayern Múnich por 91-78 y se clasificó matemáticamente para los playoff' a falta de siete jornadas de la fase regular, en un partido demasiado plano en el que el conjunto bávaro nunca fue un dolor de cabeza de cara a la victoria.

Un triple de Gabriel Deck, a la carrera y a tablero, en el último instante del primer cuarto, 22-17, fue lo más destacable de los diez primeros minutos de juego.

El inicio del segundo acto fue eléctrico. Jeffery Taylor robó el balón tras el saque del Bayern y seguidamente clavó un triple y poco después una mandarina de Sergio Llull cerró un parcial de 9-0 (31-17) cuando no se había cumplido el primer minuto.

Mejora en defensa

Una ligera mejoría en defensa, en el inicio del tercer acto, fue suficiente para restituir ventajas más cómodas en el marcador, 56-45 (m.26) tras un parcial de 10-0 en algo menos de tres minutos.Con 19 puntos de ventaja, diez minutos por delante y el pasaporte para los playoffs prácticamente sellado, el Real Madrid bajó el tono y también el Bayern, aunque a base de triples, 4 en los primeros 4 minutos, se acercó en el marcador, 78-68 (m.34).

Un tiempo muerto de Laso para recordar a sus jugadores que todavía quedaba partido por delante fue suficiente para alcanzar la victoria sin demasiados sobresaltos, 91-78. El Bayern no fue ningún dolor de cabeza y el Real Madrid ya está clasificado entre los ocho primeros de la Euroliga a falta de siete jornadas.

Ficha técnica:

Real Madrid (22+20+29+20): Causeur (8), Randolph (13), Campazzo, Tavares (10) y Deck (13) -equipo inicial-, Reyes (2), Ayón (8), Carroll (13), Llull (15) y Taylor (9)

Bayern Múnich (17+22+13+26): Lucic (10), Lo (7), Dedovic (10), Barthel (14) y Williams (9) -equipo inicial-, Dangubic (7), Hobbs (9), King, Koponen (10), Radosevic (2), Amaize (3) y Ogunsipe

Árbitros: Luigi Lamonica (ITA), Fernando Rocha (POR) y Amit Balak (ISR). Sergio Llull fue eliminado por cinco personales (m.40)

Incidencias: Partido correspondiente a la vigésima tercera jornada de la Euroliga disputado en el Palacio de Deportes ante 10.256 espectadores