El Real Madrid, campeón del Mundo (4-1) y derrota del Fuenlabrada (80-89)

El Real Madrid se convirtió en el equipo con más conquistas de la historia del Mundial de Clubes, firmó con autoridad su tercera corona consecutiva, superior al local Al Ain el día que Luka Modric regresó a su versión de líder y el fútbol premio la irrupción de Marcos Llorente con un golazo.

Los blancos conquistaron su tercer Mundial de Clubes consecutivo y se convirtió en el equipo más laureado de la competición, gracias a su firmeza en un torneo que encaró con mentalidad de ganador, en el que Marcos Llorente se reivindicó, Gareth Bale fue líder y Luka Modric regresó a su mejor versión.

Al Ain no fue rival para el Real Madrid que plasmó la abismal diferencia del fútbol entre continentes. El examen verdadero habría sido River Plate, pero la final soñada no se dio y el dominador del fútbol mundial en tres años de indiscutible hegemonía, dio un baño de experiencia a un rival inexperto en esas lares.

80-89. San Pablo Burgos invade Fuenlabrada

El San Pablo Burgos invadió y sometió al Montakit Fuenlabrada con un triunfo 80-89 en el que al dominio de sus jugadores interiores y la clase del base uruguayo Bruno Fitipaldo (14 puntos, 5 rebotes, 6 asistencias) añadió el ánimo de un ruidoso grupo de 500 aficionados que siguió al equipo.

El conjunto burgalés sumó su primer triunfo fuera de casa al convertir el Fernando Martín de Fuenlabrada en una pequeña réplica del Coliséum de la mano de sus aficionados, de la dirección de Fitipaldo y de la potencia de sus interiores, el serbio Goran Huskic (12 puntos, 4 rebotes) y el recién fichado interior hispano-brasileño Augusto Lima (7 y 2), unidos a los 14 del esloveno Vlatko Cancar.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Baloncesto Fuenlabrada