1-1. El Rayo Vallecano no puede ni con el Oviedo ni con Lunin

Rayo Vallecano y Oviedo empataron en Vallecas un duelo en el que el portero ucraniano Andriy Lunin fue el gran protagonista, puesto que salvó en varias ocasiones al conjunto ovetense, que se adelantó en el marcador con un gol en la primera parte de Rodrigo que fue neutralizado en la segunda por Leo Ulloa de penalti.

El equipo madrileño salió dispuesto a despejar dudas después de tres empates consecutivos y lo cierto fue que tuvo las mejores ocasiones en el primer tramo de partido, aunque siempre se encontró con Lunin.

Falla un penalti

El portero ucraniano se erigió en protagonista y en los veinte primeros minutos sacó dos manos salvadoras. La primera a disparo de Álvaro García y la segunda a remate de cabeza de Mario Suárez que despejó en línea de gol.

La jugada polémica llegó en el minuto 72, cuando Mario Suárez cabeceó un balón que tocó en una mano de Lolo. El árbitro consultó el VAR, decretó penalti y el argentino Leo Ulloa lanzó un disparo desde los once metros que Lunin adivinó, aunque no logró parar pese a tocar el esférico.

Hasta el final la iniciativa ofensiva la siguió llevando el Rayo, pero el gran susto lo dio el Oviedo con un mano a mano de Bárcenas que sacó Dimitrievski casi con el tiempo reglamentario cumplido.

Ficha técnica

Rayo Vallecano: Dimitrievski; Advíncula, Catena, Milic (Yacine, m.46), Tito; Mario Suárez; De Frutos, Trejo, Andrés Martín (Montiel, m.85), Álvaro (Isi Palazón, m.60); y Ulloa

Oviedo: Lunin; Sangalli, Arribas, Bolaño, Mossa; Luismi, Tejera; Coris (Lolo, m.60), Rodrigo, Saúl Berjón (Jommy, m.60); e Ibra (Bárcenas, m.81)

Goles: 0-1: M.28 Rodrigo; 1-1: M.75 Ulloa, de penalti

Árbitro: Trujillo Suárez (Comité canario). Amonestó a Milic (m.27), Isi (m.67), del Rayo; y a Mossa (m.38), Christian (m.66) y Lolo (72), del Oviedo. Expulsó con roja directa al entrenador del Oviedo, Javi Rozada (m.74), y por doble amonestación a Trejo (m.79 y 91)

Incidencias: partido correspondiente a la jornada 27 de la Liga SmartBank disputado en el Estadio de Vallecas ante unos 10.000 espectadores