'Sin ley', cine en Telemadrid

'Sin ley', cine en Telemadrid

Saludos, qué tal. Hay quien afirma que surgió como respuesta a la decadencia que se instaló en la sociedad americana en los llamados felices años 20. Hay quien opina que fue una manera de “reorganizar”, entre comillas, los negocios que acabó desencadenando la mayor Depresión económica de la historia estadounidense, pero en lo que parece coincidir todo el mundo es que lo de la Ley Seca no fue muy buena idea. En los oscuros locales del Chicago de aquellos días los fuera de la ley nacían y se enquistaban como champiñones, al más puro estilo Capone, el rey que distribuían licores como si no hubiera un mañana. De cómo los legendarios Bondurant acabaron enredados en estos menesteres va “Sin ley”, la superproducción de época de intriga y suspense que os ofrecemos hoy.

La película está basada en hechos reales novelados por Matt Bondurant, nieto del más joven de los hermanos, con el título: “El condado más húmedo del mundo”. Por el licor.

Los protagonistas son tres hermanos con aureola de supervivientes. Unos volvieron de la guerra tocados pero vivos, con otros no puedo ni la gripe española; no podían imaginar que les faltaba por afrontar la gran prueba. Que alguien vendría a ponerle cerco al boyante negocio de destilado y distribución de licor de maíz, capaz de desinfectarle el píloro y todo el sistema digestivo al valiente que lo ingiriese. Un agente del orden y el concierto al que, como ocurre tan a menudo, es mejor tener a favor que en contra. No es ni mejor ni peor que el traficante local con el que trataban hasta entonces; simplemente diferente. Dos mujeres bien diferentes – una aventurera con cabellos de fuego y una ingenua joven de estricta moralidad – intentarán buscar su lugar en un mundo de hombres que quizá las tolere pero no como a iguales.

Si planeáis visitar Chicago, no olvidéis apuntaros a los tours sobre crimen y mafia que se ofrecen y que siguen los pasos de Capone o Dillinger por la ciudad y alrededores.

“Sin ley” reúne talentos tan interesantes como dispares. De adaptar la novela en la que se basa el filme se encargó el legendario compositor y cantante de la banda Nick Cave & The Bad Seeds. Él mismo se ocupó también de la banda sonora del filme, con su sonido tan característico, agrupando a los músicos que participaron en ella bajo el genérico The Bootleggers. Se creó sólo con este fin.

Cave, al que acompañan en algunos temas nombres del tronío de Willie Nelson o Emmylou Harris, hace un cameo en el filme muriendo a manos del “criminal” Gary Oldman.

El cantante es colaborador habitual de John Hillcoat, el director de la cinta. Es un cineasta especializado en llevar a la pantalla descarnadas y ásperas historias, como la grisácea “La carretera”, o la desértica “La propuesta”, que protagoniza uno de los rostros de la noche: Guy Pearce. Fue la calidad de los trabajos previos de Hillcoat lo que motivó que la mayoría de los miembros del reparto se interesaran por participar en el filme, aunque fue Shia LaBeouf el más fiel. Aunque algunos se fueron, mantuvo su compromiso hasta el final. Desgraciadamente, todo el mundo tuvo oportunidad de arrepentirse porque les dio un rodaje de cuidado.

Hillicot contó con un holgado presupuesto de casi 30 millones de dólares que consiguió duplicar en taquilla con facilidad.

Como le encanta motivarse, igual de más, y la cosa iba de machacarse con el alcohol más duro posible, se presentó a filmar a menudo comportándose de manera agresiva hacia sus compañeros de reparto. Incluso llegó a las manos con Tom Hardy, que por entonces se había preparado físicamente para su papel en “El caballero oscuro”. Así le fue.

La actriz Mia Wasikovska, la última “Alicia en el país de las Maravillas”, seguro que también le hubiera abofeteado, pero prefirió abandonar el set.

De un reparto plagado de estrellas grandes, chicas, secundarios y rostros más o menos populares destaca este señor que, a pesar de la dureza de algunas críticas ha conseguido llevar a uno de los personajes más retorcidos de Marvel al número 1 de las taquillas de todo el mundo.

Tom Hardy, conocido como siniestro villano de la saga Batman, al que enredó el director Christopher Nolan en la telaraña de “Origen” con gran acierto, es un británico de cierta flema pero con carácter al que la rotundidad de su físico le lleva por la senda de la violencia. Su paseo por la batalla de Dunkerque ha sido memorable sin duda. Y a su Mad Max no se le puede poner un pero, sobre todo una vez que se sabe cuáles son sus fuentes de inspiración.

Londinense de 41 años, prepara sus personajes observando a los concursantes de “reality shows” porque considera que son “muy de verdad”. Qué pena más grande…

Saludado públicamente por Spielberg como el nuevo Tom Hanks, a Shia Labeouf, conocido en internet como Shia el Bluff, es el hombre que todo lo tuvo y todo lo perdió, cuando el creador de Indiana Jones lo contrató para que continuara la saga. Sin duda no tenía el director su mejor día. Displicente y achulado en sus apariciones públicas se ha ganado a pulso antipatías y ha disparado todas las alertas con sus continuos arrestos por conducir bajo los efectos del alcohol y de sustancias indeterminadas y por sus peleas en los bares.

La última pelirroja del cine americano es estilizada y determinada como corresponde y, aunque le costó llegar, está claro que lo ha hecho para quedarse. Jessica Chastain, tras llamar la atención de propios y extraños en “La deuda” en la que encarnó a una espía del Mossad filmó 12 películas en dos años y claro con ese ritmo o se convertía en estrella o la ingresaban. Afortunadamente ocurrió lo primero.

Vamos allá con las Meganews de la semana.

Mandy llega a España surfeando una ola de buenas críticas desde tierras norteamericanas. A Nicolas Cage llevan sin ofrecerle papeles decentes desde hace casi una década, pero en este altamente estilizado thriller de venganza de ochentero aspecto da lo mejor de sí mismo. Motoristas infernales, sectas malignas, luces de neón y rostros ensangrentados. No se puede pedir más.

Cuando terminó su proyección en Cannes, el público se levantó y aplaudió durante 5 minutos. Por algo será…

Nacida al amparo de las grisáceas series de televisión nórdicas que inundan los canales de pago y “streaming, “The unthinkable”, en castellano “Lo impensable”, es la terrorífica historia de ataques perpetrados por fuerzas desconocidas en la Suecia actual. Con la amenaza de muerte constante y en medio del caos, el protagonista del filme buscará por todos los medios reconciliarse con su pasado mientras lucha para sobrevivir y averiguar qué es lo que está sacudiendo a su país. Christoffer Nordenrott perdió 20 kilos (¡20 kilos!) para parecer un adolescente y luego los recuperó para hacer el personaje con 12 años más. Lo podía haber hecho al revés.

A Nic Pizzolatto, el creador de la primera temporada de True Detective, se le da de maravilla retratar el entorno sureño estadounidense con sus luces y sus sombras. “Galveston” es la adaptación de su novela sobre un criminal de moral inestable pero de buen corazón y su fortuito encuentro con una desposeída y hermosa joven con serios problemas bajo la alfombra. Ben Foster y Elle Fanning son los protagonistas y en ella aparece también la española María Valverde.

Dirige la actriz francesa Mélanie Laurent, la recordada – y peligrosa -Shoshana de los “Malditos bastardos” de Tarantino.