El Galeón de Manila: El Camino de Santiago

El ser humano siempre se ha desplazado hacia alguna tierra prometida, en busca de algún lugar desconocido, dentro o fuera de uno mismo. Todas las civilizaciones han viajado del este al oeste siguiendo curso del sol. Y los caminos que antes y ahora llegan a Santiago han sido transitados desde mucho antes de que se creara la ruta jacobea.

El camino son casi trescientos caminos, ochenta mil kilómetros y veintiocho países. Y cada peregrino tiene el suyo:

Alex González era un taxista de Vallecas que un día se fue al Camino y no volvió.

Ernesto Bustio es un peregrino de la vida. Cura y albañil, en los 70 se marchó a recorrer el mundo. Fue minero en Venezuela y campesino en el Altiplano, y no dejó de viajar para dar testimonio de la realidad de los pueblos que lo han acogido. Su casa natal, la cabaña del Abuelo Peuto, es un lugar de peregrinación dentro de la peregrinación del Camino.

Se ha dicho y escrito mucho sobre el Camino, pero solo resulta revelador cuando es como consecuencia de un acercamiento desde el corazón. Es el caso de “Peregrina”, un fabuloso libro escrito por Mardía Herrero.

Santiago no es el único destino, Miguel Ángel Cuevas, de pilgrino.com, también ha peregrinado por la Vía Francígena italiana y el Kumano Kodo japonés, y nos cuenta sus semejanzas y diferencias. Pero no hace falta irse tan lejos, con Jorge Martínez-Cava recorremos el Camino de Madrid desde la puerta de casa.