"La nueva Ley de Arrendamiento era urgente porque la situación es muy grave"

Hablamos con Beatriz Corredor, exministra de Vivienda en el Gobierno Zapatero y actual Secretaria de Área de Ordenación Territorial y Políticas públicas de Vivienda del PSOE, sobre la reforma de la nueva Ley de Arrendamientos Urbanos, que ha entrado en vigor, "una necesidad urgente porque la situación es muy grave", afirma Corredor

Entre las principales novedades, la nueva ley contempla que las rentas no podrá subir por encima del IPC, la fianza no superar los tres meses, y la posibilidad de desahucio será más difícil. La oposición ha criticado al Gobierno de electoralismo con esta reforma.

Según Corredor "los precios de los arrendamientos han aumentado entre un 20% y 40% en los últimos años y los salarios no han aumentado así. Las familias tienen que dedicar entre un 40% de sus recursos a la vivienda cuando la recomendación es de un 30% como máximo". El caso de los jóvenes es aún más grave para la exministra porque "tienen que dedicar un 65% de sus ingresos a la vivienda".

"La angustia de un desahucio y que una familia se vea en la calle es algo que no se puede aceptar"

Sobre la regulación de los precios, Corredor considera que es necesario que "se amplíe la oferta de alquiler y que el precio sea asequible. Fijar unos índices públicos oficiales de referencia sobre el mercado de alquiler”.

Los desahucios serán más complicados de ejecutar con esta nueva ley. Para Corredor, "la angustia de un desahucio y que una familia se vea en la calle es algo que no se puede aceptar". Con la nueva ley, "los juzgados tendrán la obligación de ponerse en contacto con los servicios sociales y podrán parar el desahucio si considera que la familia está en situación de vulnerabilidad", explica la exministra. "Además el juzgado tendrá que fijar la fecha y la hora en que se producirá el desahucio para evitar la angustia de la incertidumbre”, ha afirmado.

Mejores Momentos

Programas Completos