Fernán Gómez: "El mundo del arte está perdido"

Nos acompaña en El Enfoque Fernando Fernán Gómez. El nombre le delata, pero también su voz, profunda y personal, como la de su padre, el actor Fernando Fernán Gómez. El arte le viene también por parte de madre, María Dolores Pradera. Siendo así, podría haberse dedicado a la música, el teatro, el cine... Pero, "el problema es que tienes que ser mejor que tus padres y eso era prácticamente imposible", comenta en El Enfoque.

"La fama de antipático y de gruñón que tenía mi padre era falsa"

"La fama de antipático y de gruñón que tenía mi padre era falsa, una muralla para evitar que le dieran la lata. Era una persona muy entrañable, amigo de sus amigos, y a la que todos los allegados querían", comenta el invitado.

"Mi madre tenía un sentido del humor más fino y mi padre más de la calle. Se separaron porque chocaban continuamente pero nunca hablaron mal el uno del otro. Solo se volvieron a ver el día de mi boda", explica.

Fernando eligió ser marchante de arte, una profesión que, según nos cuenta, no vive sus mejores momentos: "El mundo del arte está perdido. Desparecen las galerías, la gente no compra y si lo hace es de 'estranjis' porque la ley de mecenazgo es muy deficiente", comenta.

"El arte es lo que nos alegra la vida y nos permite vivir un poco menos jodidos"

La propia definición del arte es difusa. Fernán Gómez lo resume en una frase: "El arte es lo que nos alegra la vida y nos permite vivir un poco menos jodidos. Nos aleja de asuntos como el tema de Cataluña".

¿Qué respuesta da la política a lo que Fernán Gómez considera la decadencia del arte en España?. Contesta con rotundidad: "A los políticos no les interesa nada que tenga que ver con la cultura, o lo que tenga que ver con la gente de a pie. Todo lo hacen para ganar dinero".

Ese desinterés de las instituciones, según Fernán Gómez, se transfiere a la sociedad: "El 50% de los jóvenes no ha ido nunca al Museo de Prado y dan la noticia como riéndose".

"El ninot del Rey es una mamarrachada para salir en la prensa"

La polémica volvió a ARCO en la pasada edición con el ninot del Rey Felipe VI, "una mamarrachada para salir en la prensa", según Fernán Gómez. "Me alegro de que no haya funcionado. El arte español está igual de mal que el ninot. Hay mucho mamarracho que quiere vivir de algo que no sabe hacer".

Fernando ha prestado su colección particular del grupo 'El Paso' para el montaje de una exposición en el Museo Casa Zavala de Cuenca. Comparte la afición con su mujer, también coleccionista de artistas de la vanguardia española de postguerra como Canogar, Saura, Feite...