Cortinarius, la mayoría son tóxicas

La mayor parte de las cerca de 2.000 especies pertenecientes al género cortinarius son tóxicas, y algunas de ellas mortales, especialmente las variedades de leprocybe. Como principal característica presentan un velo parcial en forma de cortina. En este caso, además, tiene láminas y sombrero de color marrón y olor característico a rábano.