Elvira Rodríguez: "No hay lucha de poder entre Montoro y De Guindos"

25.01.2012

El programa de entrevistas de actualidad EL CÍRCULO que, de lunes a viernes, emite TELEMADRID a las 8:30 horas, ha recibido este miércoles la visita de Elvira Rodríguez, presidenta de la Comisión de Economía en el Congreso de los Diputados, quien aseguró que no cree que 'haya lucha de poder entre De Guindos y Montoro. De Guindos es nuestra cara en el exterior; Montoro tiene que arreglar el sector público español. Ambos tienen tarea suficiente. Puede haber declaraciones encontradas, pero con el tiempo esas diferencias se irán limando. Todo el Gobierno tiene que trabajar coordinadamente para que este país levante cabeza'.

Por otro lado, la presidenta de la Comisión de Economía comentó las previsiones del Banco de España que dan un aumento de medio millón de parados más para final de año. “El Banco de España ha hecho unas previsiones macroeconómicas que le dan una caída de la economía del 1,5%. Con estos datos le sale esa pérdida de puestos de trabajo. Por eso el Gobierno ha planteado ese paquete de reformas estructurales que vamos a ver si, cuanto menos, sujetan la caída del empleo”.

“Uno se levanta por la mañana y se pregunta, ¿qué va a pasar con nuestra población activa? Decir que no nos pasa nada es ser irresponsable y querer engañar al personal” –dijo Rodríguez refiriéndose a los datos de la EPA, que cierra el año 2011 con 5.400.000 de parados, “Hasta hace poco –añadió- la vicepresidenta del anterior Gobierno dijo que no íbamos a pasar de cuatro”.

En este sentido, Rodríguez defendió la necesidad urgente de una reforma laboral, “para que nuestro país se comporte como otros de nuestro entorno”. Si esta reforma seguirá la dureza de Portugal, en su opinión, más que dureza, la reforma que se ha llevado a cabo en Portugal tiene más que ver con “la flexibilidad y el incremento de la productividad. La reforma laboral portuguesa más que dura es flexible y favorece la creación de empleo. Parece que ayer patronal y sindicatos hablaron de moderación salarial y trataron algunas dosis de flexibilidad, que es más importante que echar toda la carne en el asador con el despido. Necesitamos medidas que sigan manteniendo los puestos de empleo, porque, si no, se destruye, y cualquiera que diga otra cosa está engañando a la gente”.

En cuanto al compromiso del déficit, la dirigente popular dijo que “el mensaje desde el Gobierno para recuperar la confianza internacional debe ser que somos un país que cumple con sus compromisos. Carme Chacón ha dicho que hay que renegociar un tiempo para cumplir con los objetivos de déficit. Nuestro primer mensaje no puede ser dame un año más, hay que hablar, ver el contexto de nuestro presupuesto…La mala situación de Europa no es excusa para que no hagamos lo que tenemos que hacer en España, que es lo que pasó en el anterior Gobierno”.

“Las reformas estructurales –prosiguió Rodríguez- son necesarias para que nuestra economía suba dos o tres escalones. Ahora los ingresos no nos dan para atender los gastos que tenemos. En un primer momento hay una serie de ajustes, pero eso no es sostenible en el tiempo, sino que tenemos que redimensionar nuestro sector público como estructura y darle una vuela a todo lo que está haciendo la Administración. Tendremos que replantearnos que está haciendo todo el sector publico para redimensionar los gastos generales”.

“Si España no crece no va a haber recaudación ni nada. Nunca se ha visto que ningún país crezca sosteniblemente con sus administraciones en déficit, así que hay que aprovechar la mala situación para sanear. Un recorte prolongado de los gastos no es bueno, por eso hay que redimensionar el sector público”, explicó la presidenta de la Comisión de Economía.

En cuanto a las teorías del Premio Nobel en Economía, Paul Krugman, que vaticina un futuro muy preocupante para España, Elvira Rodriguez comentó que “Krugman también escribe algunas cosas particulares últimamente”.

Para terminar, la dirigente popular se refirió a las medidas anunciadas por el PP para juzgar a un político que no gestione adecuadamente el dinero público. “Un político que se lleva el dinero puede ser juzgado, pero hay otras decisiones que se toman con las que también se compromete el dinero público y no puede ser que se haga mal y se vayan de rositas”.