Perdieron la cabeza... ¿por amor?

Doble página

| 22.05.2012

¿Es posible el amor loco de juventud en los años más maduros de la vida? Tenemos buenos ejemplos de que sí. Fueron amores fugaces. Romances que nos dejaron a todos de piedra, en algunos casos por su importante diferencia de edad y en otros porque sobre ellos rondaba la sombra del montaje... Carlos Larrañaga y Ana Escribano, Pacó Marsó y Diosi, Marujita Díaz y Dinio, Sara Montiel y Toni... amor real o interesado, lo cierto es que no nos dejaron indiferentes.