El preventorio de Guadarrama, ¿paraíso o infierno?

20.09.2012

Cientos de niños y niñas españolas pasaron por los preventorios en los años cincuenta y sesenta, pero hace sólo unos días que un gran número de estas mujeres han contado sus experiencias en estos lugares. Los padres llevaron a sus hijos allí creyendo que hacían lo mejor para ellos. Y en algunos casos parece que fue así, porque algunos de aquellos niños los recuerdan como unas colonias en las que fueron felices. Sin embargo, otros los describen como un campo de concentración, con malos tratos físicos y psíquicos, que les han dejado secuelas que arrastran desde entonces.