Un niño da una lección de deportividad

15.05.2013

Con su iniciativa, un niño de cinco años puso el ejemplo al mundo. En medio de una discusión entre el árbitro y un entrenador, el niño de cinco años no pudo quedarse con los brazos cruzados y decidió poner en alto el juego limpio. Se paró en medio de las dos personas y alzando sus manos gritó: 'paren, paren, paren'. El árbitro y el técnico le hicieron caso y las dos aficiones aplaudieron el gesto noble de Alejandro, delantero del equipo Unión Viera.

La imagen fue captada por Rubén López Estupiñán en un partido de categoría miniprebenjamin. En una entrevista para UDRadio, el niño de cinco años señaló que no quería que los adultos 'discutieran. Intervine en modo ‘paren, paren, paren’. Me hicieron caso y se separaron'. Finalizó con un mensaje a los que practican futbol u otro deporte. Dijo 'me gusta el juego limpio'. El hecho ocurrió el sábado pasado en Las Palmas de Gran Canaria.