Salvaje agresión en un partido de rugby en Inglaterra

13.10.2014

El rugby es un deporte que se caracteriza por su extremo contacto físico entre los oponentes, sin embargo, un jugador de la Super League de Inglaterra se excedió con toda la “mala leche” y ahora podría recibir una dura sanción. Ben Flower, jugador del Wigan Warriors, golpeó a Lace Hohaia, del St. Helens, pero no conforme, le sorrajó un puñetazo a su rival cuando ya se encontraba en el suelo. La brutal agresión se dio durante la final disputada en el estadio de Old Trafford.