Los clubes bajarán de categoría o perderán puntos si colaboran con los violentos

04.12.2014

El Consejo Superior de Deportes (CSD), la Liga de Fútbol Profesional (LFP) y la Federación Española de Fútbol (RFEF) acordaron reformar la normativa para poder cerrar parcialmente los estadios, retirar puntos y descender de categoría a los clubes que colaboren con grupos de aficionados violentos. El presidente del CSD, Miguel Cardenal, anunció que estas medidas estarán aprobadas el próximo día 15, según acordaron en la reunión celebrada esta tarde con representantes de la RFEF y la LFP, en la que se decidió también la creación de los oficiales de seguridad de la Liga que estarán presentes en los partidos.