Cristiano ficha por el museo de cera

31.05.2013

Cristiano Ronaldo ha fichado por el Museo de Cera de Madrid y dos escultores le han tomado las medidas de su cincelada anatomía durante casi una hora, el primer paso para inmortalizar en cera su figura, cuyas proporciones tanto se asemejan al canon de belleza clásico. Como si se tratara de una escultura de Miguel Ángel, el futbolista del Real Madrid, en pantalón corto y con el torso al descubierto, se puso en manos de los profesionales para que le tomaran las longitudes de su cuerpo.

Un trabajo que, a pesar de que pudiera imaginarse que se llevaría a cabo con las tecnologías últimas, se realizó mediante un compás, cinta métrica, papel y lápiz, una puesta en escena con reminiscencias renacentistas que sorprendió al propio Ronaldo, quien abrió con sorpresa sus ojos al ver esas tradicionales herramientas, mientras no ocultaba su sonrisa. ¿Con qué pose desea que le inmortalicemos?. "No sé, quizá algo natural y sencillo, tal y como suelo aparecer en el campo de fútbol: de pie, con las piernas un poco separadas y mirando al frente", dijo el futbolista, que armado de paciencia permitió que diseccionaran su rostro al milímetro repitiendo las técnicas del dibujo clásico, así como sus manos, cuello, torso, abdomen y piernas.

En primer lugar, le midieron la altura, 185 centímetros. Luego, el perímetro de la cabeza, 58,5 centímetros. Después, los hombros, 46 centímetros. A continuación, el cuádriceps, 20 centímetros de fondo y 18 de ancho, y así sucesivamente hasta completar toda la anatomía, incluido el arco de las cejas.