Así se siguió en los bares la final de la Supercopa de España

Así se siguió en los bares la final de la Supercopa de España

En dos puntos de Madrid, la final de la Supercopa de España se empezó de la misma forma. Muchos cánticos y muchos nervios.

La diferencia es que cuando unos disfrutan, los aficionados madridistas, otros, los seguidores atléticos, no lo quieren ni ver.

Cuando el título se puede escarpar por una falta, la de Fede Valverde a Álvaro Morata, te acuerdas de citas anteriores y más cuando te vuelves a estrellar en la tanda de penaltis.

Te quedas helado, mientras que en el otro extremo de la capital se pide calma, pero cuando Sergio Ramos ejecuta el penalti decisivo, la alegría se desborda.