El mordisco que Patric, del Lazio, dio a un rival y otras famosas mordeduras

El mordisco que Patric, del Lazio, dio a un rival y otras famosas mordeduras

Jugador español y canterano del Barça Patric Gabarrón, defensa del Lazio, fue expulsado con roja directa por morder a un rival en el minuto 93 del partido liguero perdido 2-1 en el campo del Lecce, en el que el equipo romano se despidió casi definitivamente de sus opciones de alcanzar al líder Juventus.

Ante la frustración por la segunda derrota consecutiva del Lazio, Patric mordió a Giulio Donati, defensa del Lecce, en un brazo y su gesto, detectado por el VAR, provocó su expulsión con roja directa.

Los mordiscos del deporte

Los mordiscos, por desgracia, a veces son protagonistas en el mundo del deporte. Luis Suárez, cuando era jugador del Liverpool, decidió ser el centro de atención por propinarle un mordisco en el brazo a Ivanovic, jugador del Chelsea.

El ex portero del Bayern de Munich, Oliver Kahn, dedicó un mordisco en abril de 1999 al jugador del Borussia de Dormunt, Heiko Herrlich.

En el año 2006 durante un partido de la Premier League, un conocido de nuestra liga, Javier Mascherano-que por entonces militaba en el West Ham londinense- sufrió una agresión de este tipo por parte del delantero del Tottenham, Jermaine Defoe.

Pero esta obsesión por morder a los rivales no se limita al mundo del fútbol. La dentellada más famosa de la historia del deporte es posiblemente la del ex boxeador estadounidense Mike Tyson, que en junio de 1997, durante la tercera ronda de un combate en Las Vegas, arrancó con los dientes un pedazo de oreja a su rival Evander Holyfield. Lo que supuso el fin del combate y la carrera de Tyson.

Otro deportista que mutiló recientemente la oreja de un compañero, fue Miguel Olivo, receptor de béisbol en los Dodgers de Albuquerque, que emuló a Tyson mordiendo la oreja de Alexander Guerrero durante un partido de la Triple A estadounidense disputado el mes pasado.