La emocionante historia del equipo de fútbol sala de San Juan de Dios

La emocionante historia del equipo de fútbol sala de San Juan de Dios

Pepe Durán es el entrenador y educador del equipo de fútbol sala del San Juan de Dios. Lleva apenas con un año, pero reconoce que se trata de una de las cosas más gratificantes que ha hecho en su vida.

"Entrenar a estos chicos me ha cambiado la vida. Es gratificante ver cómo evolucionan. Les enseñas algunas cosas y te dicen que ellos no saben hacerlas, dos meses después ya las hacen", señala Durán.

"Tengo la oportunidad de jugar aquí, disfruto"

Tan feliz o más que Pepe Durán están sus jugadores. Todos ellos sufren algún tipo de discapacidad intelectual. Abilio es el capitán del equipo, en el que lleva ya diez temporadas. A sus 40 años trabaja en la lavandería del centro y por las tardes entrena. "No soy muy bueno jugando y por eso no me han cogido en otros equipos, pero ya que tengo la oportunidad de jugar aquí, disfruto".

Gracias al fútbol sala, los miembros del equipo de San Juan de Dios adquieren disciplina, se socializan y corrigen sus problemas de comportamiento.