La afición da calabazas al Real Madrid

La afición da calabazas al Real Madrid

El estadio Santiago Bernabéu volvió a manifestar la situación actual del club. 44.231 fueron los espectadores que acudieron para presenciar el partido de la Liga Santander entre el Real Madrid y el Villarreal. Ha sido la peor de toda la temporada de la temporada.

El día que el Real Madrid mostró su amor eterno a Iker Casillas, en un reconocimiento deslucido por la mala entrada en un Santiago Bernabéu semivacío, reapareció la pegada de Mariano Díaz para reivindicarse ante la búsqueda desesperada de un 9. Su regreso ha estado marcado por las lesiones y la falta de oportunidades.

Mariano, lo poco postivo

Sin Karim Benzema, aprovechó los minutos para firmar ante el Villarreal el mismo número de goles que en el resto de la campaña. Es un rematador, un matador de área que responde a los patrones de búsqueda del club.

Quiere quedarse y sobre el césped dejó su mensaje con un doblete que refuerza su imagen tocada. Los de Zidane respondieron ante la bronca pública del jefe tras Vallecas.