Carlos Sainz acaricia su tercer Dakar y Alonso sufre un brutal accidente

Carlos Sainz acaricia su tercer Dakar y Alonso sufre un brutal accidente

Carlos Sainz (Mini) dejó encaminada la consecución de su tercer Dakar al ganar ampliamente la décima etapa del rally cuya última parte fue cancelada por las fuertes rachas de viento que impidieron el sobrevuelo de los helicópteros sobre la zona de competición.

Sainz, que partía con solo 24 segundos de diferencia sobre Nasser Al Attiyah (Toyota), sacó casi 18 minutos de ventaja al catarí y casi 12 sobre el francés Stéphane Peterhansel en apenas 223 kilómetros de etapa, el punto donde se canceló el resto del recorrido, que inicialmente era de 534 kilómetros cronometrados.

El piloto madrileño optó por no seguir las huellas de sus dos rivales y encontró el camino correcto para sacar una ventaja que puede ser absolutamente decisiva para el final del rally. Así, el madrileño afrontará las dos últimas etapas del Dakar con una ventaja en la clasificación general de más de 18 minutos sobre sus dos principales perseguidores.

Alonso, vuelca

Fernando Alonso

No fue un buen día esta vez para Fernando Alonso (Toyota), que sufrió un vuelco al atravesar una duna en una zona de espectadores que se encontraba a un kilómetro de la salida de la etapa.

El automóvil de Alonso dio dos vueltas de campana y volvió a quedar sobre las cuatro ruedas, pero sufrió algunos daños como la pérdida del parabrisas, lo que obligó al campeón de Fórmula 1 a detenerse durante más de una hora.

Aunque parecía que iba a esperar al camión de asistencia para hacer algunas reparaciones, el asturiano reanudó la marcha con el objetivo de completar el tramo hasta el punto donde se ha cancelado la etapa.

El percance sufrido por el ovetense cobra aún mayor importancia al tratarse esta de la etapa maratón, donde los competidores no pueden disponer de sus mecánicos como habitualmente hacen para reparar las unidades y debe ser la misma tripulación la que arregle cualquier avería.

Barreda gana en motos

Joan Barreda

Joan Barreda (Honda) ganó la décima etapa del Dakar en motos después de que la organización cancelase la última parte del recorrido por las fuertes rachas de viento que impedían el vuelo de los helicópteros de la organización de la carrera.

Barreda consiguió así su primera victoria de etapa en este Dakar y la vigésimo cuarta en el rally, con lo que confirmó su buena reacción en esta segunda semana de carrera donde ha acumulado cuatro días consecutivos entre los tres primeros, después de una primera mitad de la competición muy discreta.

Al castellonense le siguió en segunda posición, a apenas un minuto, el estadounidense Ricky Brabec, que mantiene la primera plaza de la clasificación general con una cómoda ventaja, y en tercer lugar quedó el argentino Kevin Benavides, con lo que Honda firmó un triplete en esta jornada.