Real Madrid y Barça proponen jugar el clásico el 18 de diciembre

Real Madrid y Barça proponen jugar el clásico el 18 de diciembre

El Real Madrid está de acuerdo con el FC Barcelona para la nueva fecha del clásico del fútbol español en el Camp Nou y tras recibir la resolución del Comité de Competición de la Real Federación Española de Fútbol propone el 18 de diciembre.

Con una nota de prensa, el Real Madrid hace público su deseo de jugar en Barcelona el 18 de diciembre, fecha que comparte con su rival tras el aplazamiento del clásico por la situación que se vive en Cataluña tras la sentencia del procés.

Competición aplaza el clásico, que se jugará el 7 o el 18 de diciembre

"Ante la resolución del Comité de Competición de la Real Federación Española de Fútbol de aplazar el partido que se debía disputar el sábado 26 de octubre entre el FC Barcelona y el Real Madrid, y que establece que los clubes acuerden una nueva fecha para la celebración del mismo, el Real Madrid comunica que la fecha propuesta por ambos clubes es la del 18 de diciembre", reza el comunicado difundido por el club blanco.

Antes, el FC Barcelona había propuesto al Comité de Competición jugarlo el 18 de diciembre. "Recibida la resolución del Comité de Competición de la RFEF de aplazar definitivamente el partido alegando circunstancias excepcionales, y dado que establece que los clubes acuerden una nueva fecha para la celebración del partido antes del lunes, el club propondrá la fecha del 18 de diciembre", manifestó el Barça.

Tebas, sobre el clásico: "El 18 de diciembre no puede ser, hay Copa"

Marlaska dice que el Gobierno no ha pedido el aplazamiento

El ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, insistió en que el Gobierno no ha pedido el aplazamiento del partido Barça-Real Madrid por la manifestación soberanista que se celebrará ese mismo día en la Ciudad Condal.

Marlaska ha afirmado que la decisión de fijar la fecha del clásico corresponde al Comité de Competición de la RFEF y que Interior pondrá "los medios necesarios y precisos para garantizar la seguridad y sea un partido de fútbol y nada más".

Ha reiterado que la decisión corresponde al Comité de Competición de la RFEF y lo que se ha hecho desde el Gobierno es apuntar que en esa fecha concreta "puede haber cuestiones de seguridad que condicionen que se desarrolle pacíficamente".