El Rayo sigue creyendo en un milagro

El Rayo sigue creyendo en un milagro

Tras la histórica victoria frente al Real Madrid, la primera en LaLiga en los últimos veintidós años, el Rayo Vallecano mantiene vivo su sueño de la permanencia y de momento, durante una semana más, sigue creyendo en un milagro muy lejano.

Después del repaso sufrido en la anterior jornada con la contundente derrota en el estadio Sánchez Pizjuán frente al Sevilla, el Rayo afrontó el derbi sin ningún margen de error. O victoria o fin del sueño. Un empate o una derrota hubieran condenado al equipo a Segunda.

Juego y actitud

Sin embargo, el Rayo sacó su mejor repertorio de juego y actitud, acompañado del apoyo de su incombustible afición, para pasar por encima a un Real Madrid que, sin nada en juego, se dejó llevar y acabó el partido dando una pobre imagen sobre el césped.

El Rayo acabó también con una estadística muy negativa frente al Real Madrid, puesto que no le ganaba en Liga en Vallecas desde el 19 de febrero de 1997. Desde entonces encadenaba nueve derrotas en su estadio, las últimas cuatro precisamente con Paco Jémez en el banquillo.

Jémez, eufórico

"Ya soñaba que no iba a ganar al Real Madrid en mi vida y ya me puedo morir tranquilo, que ya lo hemos hecho", dijo Jémez, al término del partido.

Con 31 puntos la salvación está a seis, en los 37 que tienen Girona, Levante y Celta de Vigo. Por eso las tres últimas jornadas serán a todo o nada, partido a partido. Al primer fallo, "se acabó", como dice Mario Suárez, un jugador que, pese a haber llegado en el mercado de invierno, es uno de los pesos pesados del vestuario por su trayectoria.

Visita al Levante

La siguiente parada del Rayo es Valencia para medirse al Levante. Después visitará Vallecas el Valladolid, también en descenso, y por último, en Vigo, se medirá al Celta.

Paco Jémez sabe cuál es la clave para aferrarse al milagro. Frente al Levante deben jugar como lo hacen en Vallecas. "Quiero ver al mismo Rayo de Vallecas fuera. Hay mucha diferencia entre un Rayo y otro. Lo hablaremos y veremos por qué damos un rendimiento tan alto aquí y no sabemos competir así fuera", señala.

Los números reflejan que el Rayo, en Vallecas, ha sumado 21 puntos, un registro aceptable para un equipo modesto, pero como visitante solo diez, siendo el peor de la categoría con trece derrotas.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Rayo Vallecano