Paco Jémez no descarta su propio cese en el Rayo

Paco Jémez no descarta su propio cese en el Rayo

La derrota del Rayo Vallecano en Oviedo, que acrecienta la crisis del equipo tras seis partidos sin ganar y le acerca al descenso, ha provocado que el futuro de Paco Jémez en el banquillo esté en el aire, puesto que ahora mismo la directiva analiza la continuidad o cese del técnico.

La realidad que está viviendo el Rayo Vallecano es preocupante. El equipo es decimocuarto de la clasificación con 21 puntos, cuatro por encima del descenso y a seis de la sexta plaza que marca la promoción de ascenso. Además, encaja goles con facilidad y ha recibido 24 en 18 partidos.

El objetivo marcado por el club para esta temporada es el ascenso directo y ahora mismo el Rayo está a once puntos de la segunda plaza que ocupa el Almería y a dieciocho del liderato del Cádiz.

Los malos resultados, unidos al pobre juego del equipo, que no transmite buenas sensaciones, ha hecho que la preocupación se apodere de la afición y de la directiva, que según ha podido saber EFE está estudiando dos posibilidades, o el cese del técnico o darle una oportunidad más para que se siente frente al Huesca.

El principal valedor de Paco Jémez es el presidente, Raúl Martín Presa, que siempre se ha caracterizado por mantener a sus entrenadores hasta situaciones límite y en ocasiones siendo la única voz discordante de toda la directiva en estos asuntos.

Después de la derrota frente al Oviedo, Paco Jémez habló sobre la situación personal que esta viviendo y, como hombre de fútbol, no descartó su propio cese.

"Tengo todas las fuerzas del mundo. Sigo pensando que podemos hacer las cosas mejor, aunque es verdad que nos hemos metido en una situación difícil. Si desde el club deciden poner fin a esto, lo entenderé por los resultados, pero me siento con fuerzas para seguir adelante", dijo en su última rueda de prensa en el estadio Carlos Tartiere.

En las próximas horas está previsto que la directiva tome una decisión en firme y no se descarta ninguno de los dos supuestos. El próximo rival es el tercer clasificado, el Huesca, al que visitarán en El Alcoraz antes de regresar a Vallecas para medirse dentro de dos semanas al Albacete, otro aspirante al ascenso.