Messi y la eterna decepción albiceleste

Messi y la eterna decepción albiceleste

Una vez más, los torneos de Lionel Messi con la camiseta albiceleste de la selección argentina se cuentan por decepciones. Un nuevo trago amargo para el 10, que en el Mineirao construyó, asistió y estrelló un balón en el poste, pero quedó apeado de la Copa América ante Brasil (2-0).

Ni un saque de falta medido para el cabezazo del Kun Agüero que se estrelló en el larguero, ni un doble disparo tras un rechace del meta brasileño Alisson que primero repelió el poste y luego no encontró portería, ni soportar decenas de tarascadas de Casemiro salvaron a Messi de la eliminación del torneo.

Poca Argentina

Porque Argentina, que en un ejercicio de supervivencia se clasificó después de una derrota ante Colombia y un empate ante Paraguay ganando a Catar, y encontró su versión más aceptable en los cuartos ante Venezuela; todavía es poca Argentina para hacer daño a una sólida Brasil, que encontró su gol en un arranque furibundo, se dedicó a guardar la ropa y sentenció en la segunda mitad.

La eterna decepción del capitán de la albiceleste, predestinado por lo que parece a no levantar ningún título con la selección mayor y a recordar solo el Mundial sub'20 de 2005 y los Juegos Olímpicos de Pekín 2008 como sus únicas alegrías con la camiseta argentina.

Mejores Momentos

Más de Leo Messi