El Leganés dice adiós al 'farolillo rojo'

El Leganés dice adiós al 'farolillo rojo'

Javier Aguirre, entrenador mexicano del Leganés, valoró positivamente la primera victoria de su equipo desde que está en el cargo, conseguida por 3-2 contra el Celta de Vigo en Butarque.

"Les metes cañas, les haces sesiones dobles... y pierdes, dicen que este míster no funciona. Es un refuerzo para decir, hacemos esto para que pase esto. No me sirven las derrotas dignas, me sirve esto. Prefiero ganar sufriendo que perder mereciendo más, los números son los que mandan", dijo.

"Esto no se acaba aquí, hay que seguir hasta mayo y pelear hasta el último instante de liga. Hay partidos, hay tiempo, buena conducta, buena actitud. Entrenamos muy bien pero hay que seguir mejorando, es indudable. De aquí a final de año nos esperan dos partidos muy importantes. Aunque regalemos minutos y goles, necesitamos puntuar", explicó Aguirre.

Los suyos llegaron a ir por delante 3-0, pero acabaron sufriendo para imponerse al rival: "Tranquilo nunca estás con ningún marcador. Creo que aflojamos, descuidamos los detalles, lo que estábamos haciendo bien. Y nos entró el miedo en el cuerpo. No quieres jugar, quieres pegarle largo... es una pena, debemos manejarlo mejor. Me quedo con el buen hacer durante muchos minutos y sobre todo con los tres puntos".

"Estaba cagado. El Celta hizo un buen partido con diez hombres porque dijo, se puede empatar. Les felicito porque hicieron un gran esfuerzo. Yo estaba ocupado en mi trabajo. Piensas qué puedes hacer y al final apelas al orgullo de los jugadores, estás en sus manos", comentó.

Por otro lado destacó la actitud y las virtudes de los suyos: "Estoy muy contento con mi equipo. Estamos vivos, que eso es importante. Estamos en descenso y cuando uno está en descenso, calladitos nos vemos más bonitos".

"La actitud es la que requiere un equipo que está en último lugar, menos que eso no te pueden dar. Actitud tienen todos los equipos, todos corremos y todos luchamos. Este equipo está convencido de la línea que hay que seguir, que no es otra más que esta. Hoy ganamos, el otro día perdimos. Pero es la misma línea. Es lo que hay, ojalá podamos sumar".

Ahora se medirán a otro conjunto de la zona baja como el Alavés: "Intentaremos jugar a muerte por los tres puntos, seguir sumando y paulatinamente ir creciendo como equipo. Es fácil decirlo pero luego hay que hacerlo. Tendrán que jugarse la vida en su campo, como nosotros. Partido complicado, es el viernes, no tendremos descanso esta semana. Vamos con toda la ilusión del mundo y reforzados".