Irene San Román, enfermera y jugadora del Estudiantes

Irene San Román, enfermera y jugadora del Estudiantes

Irene San Román (1,80 metros, 1992) recaló con 19 años en el Centro Médico Magariños cuando estudiaba segundo de Enfermería. Trabajo que compagina como jugadora del primer equipo del Estudiantes Femenino, donde lleva seis años, cuatro de ellos consecutivos.

Por las mañanas lleva el uniforme y las crocs, y por las tardes zapatillas de baloncesto y balón. "Estar aquí, el baloncesto se vive de una gorma mágica".

De la clínica a la pista

"De la clínica a la cancha, donde entreno todos los días de 20.00 a 23.00 horas, estoy viendo a ver si me cojo un colchoncito y lo pongo en una sala, que me va a venir rentable (risas)".

San Román confiesa que "me encantaría dedicarme solo al baloncesto, pero no me lo puedo permitir ni tampoco compaginar el ámbito hospitalario con el baloncesto, por los turnos de noche. Cuando ascendí a la Liga 1 me di cuenta de que tenía que elegir, y busqué trabajos que fuesen más compatibles".