Inglaterra golea a Bulgaria y al racismo

Inglaterra golea a Bulgaria y al racismo

El encuentro Bulgaria-Inglaterra, que finalizó 0-6 a favor del combinado británico, se paró durante unos minutos por los cánticos racistas, saludos nazis y agitaron camisas con el lema No Respect de un sector de los hinchas que acudieron al estadio Natsionalen Vasil Levski de Sofía.

En el minuto 27, con 0-2 en el marcador a favor de Inglaterra, el árbitro croata Ivan Bebek decidió parar el choque por la actitud de una parte de los aficionados radicales de Bulgaria, que corearon lemas racistas contra jugadores como Rahemm Sterling, Marcus Rashford y Tyrone Mings.

Entonces, desde la megafonía del estadio, se pidió que cesarán dichos cánticos racistas y tres minutos después se reanudó el juego en un estadio que fue clausurado parcialmente por la UEFA el pasado 19 de julio por un comportamiento similar de los aficionados.

La Federación inglesa condena los cánticos racistas

La Federación inglesa de fútbol confirmó que los jugadores ingleses tuvieron que aguantar "aborrecibles cánticos racistas". El máximo organismo del fútbol inglés anunció, además, que pedirá una investigación sobre este incidente a la UEFA.

"Esto es inaceptable en cualquier nivel del deporte y nuestra atención está en apoyar a los jugadores y al cuerpo técnico afectado", señaló la Federación inglesa en un comunicado. "Esta no es la primera vez que nuestros jugadores se han visto afectados por este tipo de abuso, que no tiene lugar en nuestra sociedad", agregó el estamento.

El Gobierno búlgaro pide la dimisión de presidente de la Federación

El Gobierno búlgaro ha exigido la dimisión del presidente de la Unión Búlgara de Fútbol, Borislav Mihaylov, por los insultos racistas.

"Después de los incidentes, el primer ministro (el populista Boiko Borisov) ordenó que se cancelen todas las relaciones entre el Gobierno, incluidas las financieras, hasta la dimisión de presidente de la Unión Búlgara de Fútbol", anunció el ministro de Deporte búlgaro, Krasen Kralev.

Southgate: "Es una situación inaceptable"

El seleccionador inglés, Gareth Southgate, calificó de "inaceptable" la situación que sus jugadores tuvieron que vivir: "Avisamos inmediatamente cuando escuchamos algo. Tuvimos comunicación en todo momento con el cuarto árbitro y con el árbitro principal. Yo estaba en contacto con los jugadores. Todos sabemos que es una situación inaceptable".

"Nos las hemos arreglado para mandar dos declaraciones, ganando el partido y haciendo notoria la situación para todo el mundo. El partido se paró dos veces y sé que eso no será suficiente para algunos", añadió el seleccionador.

Además, el defensor Tyrone Mings, que debutaba con la selección, confirmó que los jugadores tomaron la decisión de continuar con el partido: "Tomamos la decisión de jugar lo que quedaba (antes del descanso) y tomar una decisión en el vestuario. Todos fuimos partícipes de la decisión".