Estudiantes, 20 años de una Copa

Estudiantes, 20 años de una Copa

El Estudiantes ha celebrado un homenaje para recordar el 20º aniversario de la histórica victoria frente al Pamesa Valencia en la final de la Copa del Rey de Vitoria-Gasteiz, último gran título del club, con un acto que contó con la presencia de dos integrantes destacados de aquel equipo: el entrenador Pepu Hernández y el jugador estadounidense Shaun Vandiver.

El presidente del Movistar Estudiantes, Fernando Galindo, recordó la hazaña con ";gran satisfacción y nostalgia". “Son muchos años y este es uno de los momentos más dulces”, señaló a su vez Miguel Ángel Bufalá, presidente del Club Estudiantes y vicepresidente en 2000.

“Esta familia es un equipo con la mentalidad muy dura, es un sueño y después de tres días campeones. Después del último partido, una gran celebración. En el vestuario con Nacho, Alfonso, un abrazo de grupo muy fuerte, con mucho sentimiento. La copa rota, lo siento. Los cuatro años aquí fueron lo mejor de mi vida”, destacó Shaun Vandiver, leyenda del club.

Por su parte, Pepu Hernández subrayó que “la sensación de volver a tu colegio, que era en donde estabas desde los seis años, y ver a todo el mundo celebrar, solo por eso merece la pena ser del Estudiantes. Son sensaciones que no se pueden olvidar, yo me quedo con la alegría y la celebración de los jugadores", afirmó.El exseleccionador nacional también recalcó los valores del club: “Somos un equipo de patio de colegio.

Somos un patrimonio educativo, cultural y deportivo muy importante. Son 72 años donde ha hecho tanto por los ciudadanos de Madrid, un patrimonio que merece la pena preservar”.

El acto continuó con la presentación del documental de Movistar+ Estudiantes, 20 años de una Copa, que rememora la hazaña del club y en el que el periodista José Ajero entrevista a protagonistas directos e indirectos del último título de Estudiantes. En el tráiler del documental resonó la voz del fallecido periodista Andrés Montes: “¡Bienvenidos al club, curso baloncestístico 99-2000. Estamos viviendo la magia del basket!”.

Pepu Hernández recordó lo mejor de aquel curso. “La temporada es muy difícil de resumir, pero lo que sí fue muy importante era que nosotros estábamos afrontando una competición donde día a día íbamos eliminando al primero, al segundo y al tercero de la clasificación de Liga en aquel momento. Estaban equipos muy potentes, pero nosotros estábamos en un momento muy especial de química”.

Estudiantes

Finalmente, Pepu Hernández resaltó lo especiales que eran los tiempos muertos: “era divertido y enriquecedor ver las aportaciones tanto técnicas como anímicas de los jugadores, estábamos todos trabajado en la misma línea y eso muchas veces no es visible”.

Los campeones serán homenajeados por el club y su público en el próximo partido que tendrá lugar este domingo 9 de febrero en el Wizink Center contra el Valencia Basket.