6-6 (9-10). España, a 'semis' del Europeo tras ganar en los penaltis a Serbia

6-6 (9-10). España, a 'semis' del Europeo tras ganar en los penaltis a Serbia

La Selección española de waterpolo alcanzó las semifinales del Europeo de Hungría después de superar a Serbia en los penaltis con una gran actuación del portero Dani López, héroe de un choque en el que fue un muro para el conjunto dirigido por Dejan Savic.

España, errática en ataque pero inconmensurable en defensa, se vengó de la derrota en la final del Europeo que se disputó en Barcelona en 2018. Entonces, sucumbió frente al conjunto balcánico en los penaltis.

Un par de años después, cambiaron las tornas y los hombres de Martín lograron derrotar a un equipo muy potente y cuyos principales jugadores en ataque, Andrija Prlainovic y Filip Filipovic, acabaron los 32 minutos a cero.

Y todo gracias a un nombre: Dani López. A sus 39 años, el portero de la Selección española sigue en forma. Alcanzó unos porcentajes asombrosos de disparos detenidos (más del 60%) y fue un auténtico dolor de cabeza para Serbia, que se desesperó con el jugador del Club Natació Atlètic-Barceloneta.

Ficha técnica

Serbia: Pijetlovic, Mandic (3), Dedovic, Randjelovic (1), Cuk (2), Pijetlovic, Vico, Aleksic (1), Jaksic (1), Filipovic (1), Pralainovic, Stefan Mitrovic y Branislav Mitrovic

España: López; Munarriz, Granados (2), Sanahuja (2), De Toro, Larumbe (1), Delgado (1), Fernández (1), Tahull, Perrone (3), Mallarach, Bustos y Lorrio

Goles: 1-0, M. 4: Mandic; 2-0, m. 7: Mandic; 2-1, m. 7: Granados; 3-1, m. 13: Randjelovic; 3-2, m. 13: Fran Fernández; 3-3 m. 14: Perrone, de penalti; 3-4, m. 15: Sanahuja; 3-5, min. 15: Sanahuja; 4-5, m. 19: Jaksic; 4-6, m. 21: Perrone; 5-6, m. 23: Cuk; 6-6, m. 26: Mandic

Penaltis: 7-6: Filipovic; 7-7: Perrone; 7-7: Pralainovic, falla; 7-7: Munarriz, falla; 7-7: Mandic, falla; 7-8: Adriá Delgado; 8-8: Aleksic; 8-9: Larumbe; 9-9: Cuk; 9-10: Granados

Incidencias: partido correspondiente a los cuartos de final del Europeo de waterpolo masculino disputado en el Duna Aréna de Hungría ante cerca de 7.000 espectadores