Errores y aciertos del nuevo formato de la Copa Davis

Errores y aciertos del nuevo formato de la Copa Davis

A Rafa Nadal le gusta el nuevo formato de la Copa Davis, pero sólo tiene un pero, los partidos que acaban de madrugada.

"El formato hace que esté muy ajustado, tienes un fallo y puede pasar de todo. Es bonito y para los buenos equipos lo hace más difícil. Lo único malo para mí es que es casi la una y empieza el último partido. Es un problema pensando en los jugadores, en los equipos y en el público. Al más mínimo error estás con una presión muy grande", señaló Nadal.

España doblega a Rusia gracias a Nadal y la dupla Feliciano-Granollers

Opinión que comparte con Sergi Bruguera. El capitán del equipo español, señaló tras la victoria contra Rusia que hay que ajustar los horarios, tras acabar esa eliminatoria cerca de las dos de la mañana.

"Es evidente que se tiene que hacer algo, porque no se pueden acabar los partidos a las dos de la mañana. Yo, de hecho no he podido poner a mi jugador número uno porque estábamos jugando a las 00.30. Es evidente que esto hay que ajustarlo la próxima vez, seguro", finalizó Bruguera.

Comienza en la Caja Mágica la fase final de la Copa Davis

Feliciano López, que formó pareja junto a Marcel Granollers para vencer a los rusos Karen Khachanov y Andrei Rublev, señaló que "los horarios de competición no son los mejores porque si se alargaba un partido podía pasar esto, aunque es lo que hay. Tenemos una semana más comprimida pero todos los grupos están igual y no sirve de excusa".

"Esta competición tiene un formato muy diferente y hay que adaptarse porque dependes a veces de un set. Creo que todo es mucho más justo, más disputado y se iguala todo. A priori equipos no tan favoritos pueden dar la sorpresa y en nuestro caso lo destacable es que seguimos adelante", destacó Feliciano.

Uno de los más claros a la hora de expresar su sentimiento ha sido el capitán australiano Lleyton Hewitt, que tras la serie contra Colombia compareció ante los medios de comunicación pasada la una de la madrugada.

"Estos horarios cambian tu patrón de sueño y de alimentación porque los chicos tienen que recibir tratamiento después de estos partidos y no hay casi margen para la recuperación. A estas horas los jugadores deberían estar en la cama porque para nosotros es bastante tarde", dijo Hewitt.

Enfado francés

La jornada matutina tampoco se ha librado de críticas. La más dura la de los franceses, que jugaron contra Japón en una pista con solo 400 personas de público y en la que, según medios como L'Equipe, se escuchaba "un silencio sepulcral".

Pese a esas criticas por los horarios también hay algunas voces que han expresado su preferencia por este formato como el capitán canadiense Frank Dancevic o el tenista británico Andy Murray.