Los Chiefs resurgen a tiempo para poner fin a la sequía en la Super Bowl

Los Chiefs resurgen a tiempo para poner fin a la sequía en la Super Bowl

Los Kansas City Chiefs conquistaron la 54 edición del Super Bowl, la gran final del fútbol americano estadounidense, después de batir por 20-31 a los San Francisco 49ers en el Estadio Hard Rock de Miami, gracias a la aparición fugaz de Patrick Mahomes para remontar una desventaja de 10 puntos en el cuarto final.

Los 49ers tenían bien encarrilado su sexto trofeo Vince Lombardi e igualar así a New England Patriots y Pittsburgh Steelers como las franquicias más laureadas, pero no aprovechó su momento y el estelar quarterback rival, al que entonces había controlado, se sacó de la chistera un mágico pase que sirvió para cambiar el destino del partido.

Shakira y JLo, poder femenino en la Super Bowl

No fue un gran partido del mariscal de campo de los Chiefs, casi siempre incomodado por la defensiva de los de Kyle Shanahan, pero demostró su calidad cuando más lo necesitaba su equipo. Un gran pase de más de 40 yardas en tercera y 15 fue clave para que que los de Andy Reid anotasen un touchdown que les devolvió todas las opciones de victoria, refrendada posteriormente ante unos 49ers a los que se les apagó la luz y recibieron 21 puntos en apenas nueve minutos.

Patrick Mahomes terminó con 26 de 42 pases para 286 yardas, con dos pases de anotación y dos interceptaciones. El entrenador en jefe de los Chiefs, Andy Reid, quien logró su primer título de Super Bowl, tras disputarlo dos veces con equipos diferentes, le dio toda la confianza a Mahomes.

Mientras que los 49ers, que buscaban su sexto título de campeones del Super Bowl en siete apariciones, tuvieron al Garoppolo como su líder de la ofensiva y completó 20 de 31 pases para 219 yardas, con un pase de anotación y dos interceptaciones, sin que como se esperaba pudiese ser factor ganador.