Boca y River calientan motores

Boca y River calientan motores

Bengalas y los fuegos artificiales, entre una masa azul y amarilla, miles de argentinos dicen adiós a Boca Júniors. Despiden a sus jugadores y les desean suerte en la final de la Copa Libertadores que se disputará el próximo domingo en el estadio Santiago Bernabéu.

Es tan solo un anticipo de lo que el domingo se puede llegar a vivir en la capital española. Una final a miles de kilómetros de Buenos Aires. Las aficiones se encargarán de caldear el ambiente, de intentar que los jugadores se sientan como en casa.

La llegada de los equipos

Razones más que suficientes para que Madrid se blinde. Dispositivo que comienza en el aeropuerto de Barajas con la llegada de Boca esta misma tarde y de River Plate ya de madrugada.

Tras los equipos será el turno de los miles de aficionados que inundarán la capital justo en uno de los puentes más visitados del año.

Los de Millonarios se hospedarán en un hotel en la plaza de Cuzco y los Bosteros en un hotel en Nuevos Ministerios, apenas un kilómetro y medio entre ambas aficiones con el Santiago Bernabéu en medio y tres anillos de seguridad hasta llegar al estadio.

Madrid, blindado

Más de 2.000 agentes formarán este dispositivo especial en el que el propio Paseo de la Castellana quedará cortado, un despliegue por tierra, aire y también subsuelo. Todo para que Madrid sea la ciudad más segura del mundo el domingo

Hasta el día de la final la Federación Española de Fútbol ha cedido sus instalaciones de las Rozas a Boca Júniors y el Real Madrid a River Plate en Valdebebas.

Todo preparado para vivir una final de la Copa Libertadores en España. Todo listo y controlado para que Madrid se convierta en la capital del futbol argentino.

Final Copa Libertadores
Final Copa Libertadores

Madrid recibirá a los seguidores de River y Boca, además de los más de 16.000 que viven en la Comunidad de Madrid y ambos clubes tiene peña de seguidores. Hemos estado en la peña de Boca Júniors en la capital.

Mejores Momentos

Más de Argentina