El Bernabéu, harto de Courtois

El Bernabéu, harto de Courtois

El Real Madrid protagoniza el peor arranque de una fase de grupos en su historia en la Liga de Campeones por el regreso de la inestabilidad de París, cediendo dos tantos al Brujas que fueron igualados a base de casta y gracias a una parada salvadora de Areola que abre el debate con un irregular Courtois.

Thibaut Courtois jugó sin estar en condiciones y lo acabó pagando. Llegó al descanso con vómitos y no pudo continuar un partido en el que la afición madridista le señaló con silbidos.

El Brujas muestra las carencias del Real Madrid

Recibió dos goles "de chiste" como definió Zinedine Zidane. El primero resbalándose tras intentar corregir una mala posición en la jugada que acabó con un tanto sin querer de Dennis. Fue a controlar y golpeó el balón sin intención a la red.

Y el segundo sin ese ángel que tenían porteros madridistas como Iker Casillas o Keylor Navas, con paradas que salvaban partidos en momentos claves. Encarando un mano a mano ante un delantero que se tropieza y que acaba picándole el balón para superar por alto a un portero de dos metros de altura.

Nada impulsa la regularidad de Courtois, que llegaba tras dos partidos grandes sin encajar y volvió a caer con estrépito.

Zinedine Zidane admite que se puede culpar a Courtois por los dos goles encajados ante el Brujas, pero asegura que "no estoy preocupado por nada. Intentamos hacerlo bien y Courtois lo quiere hacer bien. La segunda parte de todos fue mejor y me quedo con eso. En la primera podemos culparle, pero la culpa es de todos, yo el primer responsable".

Zidane confirmó que "Courtois está mal" y no pudo continuar en la segunda parte con mareas y fuertes problemas estomacales. La parada salvadora de Alphonse Areola reabre un debate que no se plantea en la portería el técnico madridista.

"Courtois es el portero del Real Madrid ahora con Areola, cada uno puede opinar y no entro en eso. Tenemos que estar todos preparados, todos listos y él, como los tres últimos partidos, el primero", sentenció.

Areola reabre el debate

La intención de Zinedine Zidane era clara, este curso no quería debates en la portería y sí un titular indiscutible con roles que supiesen sus dos porteros. Se lo dejó claro a Keylor Navas, que no aceptó el papel de segundón y aceptó la interesante propuesta del PSG a última hora, y llegó Areola aceptando el papel de secundario.

Su primera aparición ante Osasuna exhibió una seguridad en el juego aéreo que hace años no se veía por el Bernabéu y ante el Brujas salvó al Real Madrid del desastre en un mano a mano en el que exhibió rapidez, valentía y reflejos. Su gran parada fue la carta de presentación al madridismo, que no encuentra lo esperado en Courtois y reabre un debate que no es del gusto de Zizou.

Mejores Momentos

Más de Real Madrid