Bale vale una nueva final

Bale vale una nueva final

Lo puede decir más alto. Más rápido. Más bajo. O más lento. Pero no más claro. El hambre de Gareth Bale ante el Kashima (1-3) no ha pasado desapercibida para su entrenador.

“Bale se ha comido todo. Los focos, el escenario, la tribuna, las porterías, las redes... ha hecho un partido sensacional, ha mostrado lo que es y de lo que es capaz", dijo Santiago Solari tras el partido.

Triplete ante el Kashima

Tampoco para el resto de sus compañeros. “Tiene calidad y quizá le costó un poco cuando no estuvo al cien por cien. Ha jugado sesenta minutos porque volvió de una lesión y aprovechó muy bien su vuelta", comentó Toni Kroos.

Con el hat trick ante los japoneses de Kashima, Bale confirma una realidad, le gustan las cenas de gala. Cuatro goles en los Mundiales de Clubes que ha jugado con el Real Madrid, la misma cifra que Cristiano Ronaldo.

A las ceremonias de largo, el delantero galés responde. Ya sea una final de Champions, de Copa, un partido decisivo y por qué no decirlo, ante las encrucijadas en las que a veces se encuentra el Real Madrid.

Bale recupera el gen competitivo de las finales

Segundo máximo goleador

Con el hat trick en Abu Dabhi se coloca como el segundo máximo goleador del equipo esta temporada, por detrás de Karim Benzema. Pero para el jugador lo importante es el conjunto.

"Es muy importante haber marcado los goles pero lo más importante y lo que me complace mucho, es ayudar al equipo para estar en la final. Tenemos a oportunidad de ganar el título. Desde mañana analizaremos al rival pero seguro que va a ser una final difícil. Estoy ansioso por ganar el trofeo", sentenció Bale.

Bale se desmelenó ante el Kashima, al igual que ante otros importantes rivales. Goles y méritos que veremos si son suficientes para que el Real Madrid decida no vender a su jugador gourmet.

Mejores Momentos

Más de Real Madrid