Así fue la investigación de 'Apuestas. Jugando con ceros'

El equipo de Crónicas Subterráneas
El equipo de Crónicas Subterráneas

Hola. Mi nombre es Adolfo Moreno, y de adolescente me explicaron que la adicción te roba lo más valioso: tu libertad. Soy periodista, subdirector del programa Crónicas subterráneas, y he coordinado la investigación del primero de nuestros reportajes: Apuestas. Jugando con ceros, que puedes ver en la web de Telemadrid cuándo, dónde y cuántas veces quieras con quien te apetezca.

En 2015, la creciente afición (no preocupante) de algunos de mis amigos por las apuestas deportivas despertó mi curiosidad periodística. Abordé el tema y publiqué un reportaje en eldiario.es.

Pensé en titularlo 'Apuestas deportivas: 'all in' desde el móvil', por una razón, la que me permitió darme cuenta de que todo había cambiado para siempre en ese juego tradicional que siempre había conocido. Ahora podías jugártelo todo en un solo click, en cualquier momento, con cualquier situación personal, en cualquier lugar. Me lo explicó la psicóloga especializada en ludopatía Bayta Díaz: "Antes, para gastarte cien euros en el bingo, necesitabas mucho tiempo. Ahora puedes gastarte cien euros en una apuesta con un click. O mil. O diez mil". Me dijo, y no se me olvidó.

Como con todas las buenas fuentes, he tratado de mantener el contacto con ella. Así que cuando creamos el programa de Crónicas subterráneas lo tuve claro: uno de los reportajes debía ser el del auge de las apuestas deportivas. Pese a que el tema cada vez tiene más hueco en la agenda mediática, pensé que partíamos con dos ventajas: la primera es que la mayoría de los trabajos de los compañeros y compañeras periodistas habían sido en prensa y enfocados principalmente sobre el drama de la ludopatía; nosotros podíamos y debíamos abordar también a las empresas y a las Administraciones Públicas.

La segunda ventaja con la que contábamos es que es un reportaje que, por evidentes motivos, parece que hoy día solo se puede ver en la televisión pública. Estaba (casi) convencido de que grandes profesionales a los que admiro mucho no se nos iban a ‘adelantar’ en este caso. Nosotros contábamos a nuestro lado con personas que tienen dos características imprescindibles para abordar este reportaje: independencia en su poder como directivos de la radiotelevisión pública madrileña; y valentía. Valentía encabezada por el director general José Pablo López y óptimamente representada por Manuela Manzano, Carmen González, Jon Ariztimuño, Jaime Treceño y María Maicas y sus equipos.

En septiembre inicié el reportaje teniendo muy claras cuáles serían las tres líneas de trabajo que seguiría cada reportero: Noelia Cañas, las casas de apuestas; Henry Molano, los jugadores; y Raquel Riaño, las Administraciones Públicas; con el apoyo de Agustina Pozzi en los datos, tan necesario ante tamaña cantidad de cifras como las que ofrece el Ministerio de Hacienda sobre el Juego. Y la determinación periodística de Tomás Ocaña al timón, claro.

Noelia o Raquel. No sé quién lo tenía más difícil de las dos reporteras para poner a los responsables, tanto políticos como empresariales, frente a nuestras cámaras. Lo que sí sé es que ambas lo consiguieron. El gigante del juego Codere y el responsable político del sector a nivel nacional, darían respuesta a la sociedad, a través de Tomás Ocaña, sobre un tema que cada vez preocupa a más personas.

Quiero dar las gracias a Codere, la única empresa que nos abrió sus puertas y dio la cara.

También hubo otros que quisieron hablar, y a quien les quiero dar las gracias: a las dos asociaciones del sector, JDigital y CEJUEGO, y a la revista referente del sector, AzarPlus. Cuando ves que será tan difícil conseguir que empresas y políticos hablen, buscas otras fuentes como ‘plan B’. No creo que se ofensivo para estas fuentes, es una decisión puramente periodística: al finalmente haber podido conseguir dos empresas del sector y al responsable nacional del Juego (que da una entrevista por primera vez en televisión), no había hueco para ellos. En mi humilde forma de hacer periodismo, los responsables empresariales son las corporaciones, no las asociaciones; y los responsables de cara a la opinión pública son los políticos, no los medios. Por eso prioricé dar los minutos de televisión (que al final siempre se hacen pocos) a los responsables.

Gracias también a José (nombre ficticio). Quería que la producción empezase con la voz de un ludópata en rehabilitación para ser consciente de hasta dónde puede llegar el problema. Así que el primer día de grabaciones, acompañé a Henry a la asociación APAL. Henry tiene una sensibilidad y una capacidad de escucha que hace que las personas entrevistadas se sientan cómodas para compartir sus experiencias.

La investigación siguió su curso, como podéis ver en el reportaje. Veremos si nuestro trabajo permite que se analice más y mejor un sector que para mí tiene una característica que lo hace interesante periodísticamente: el beneficio bruto de las casas de apuestas ha crecido, en cada uno de los últimos tres años, un 30%. No sé si hay otros sectores económicos que tengan esta robustez. Y, como decimos en la redacción de Crónicas subterráneas para saber qué temáticas abordar, "follow the money" y tendrás un buen reportaje.