Las viviendas previstas en las cocheras de Metro de Madrid tendrán que esperar a una nueva decisión judicial

Las viviendas previstas en las cocheras de Metro de Madrid tendrán que esperar a una nueva decisión judicial

De momento no se van a poder levantar las 450 viviendas previstas en la zona que ocupan las centenarias cocheras de Metro de Madrid en Cuatro Caminos. La Justicia ha dado la razón a los defensores de las instalaciones.

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha anulado el fallo que daba la razón a la Comunidad de Madrid para no declararlas Bien de Interés Cultural y obliga a volver a examinar el caso y a pronunciarse de nuevo.

Esta es la clave para solucionar un contencioso en el que algunas asociaciones piden que se declaren BIC y otras que se construyan las viviendas. Mientras más de 400 familias esperan a ver qué pasa con sus casas y si se pueden o no construir.

Familias a la espera y gastando dinero

Desirée del Río, vicepresidenta de la cooperativa Metropolitan, cree que al derogarse solo un artículo, por ser inconstitucional, en los que estaba basada la sentencia anterior no será un retraso excesivo en el derribo de las cocheras.

“No hay pruebas nuevas, ni se va a admitir ningún cambio -explica a Telemadrid- Lo que pasa es que cada vez que nos ponen una demanda o recurso tenemos que hacer un esfuerzo financiero enorme para contratar abogados y hacer frente a esas demandas”.

No todo lo antiguo es BIC

Recuerda Desirée que el Tribunal “ya dijo que no todo lo que es antiguo tiene que ser declarado BIC y vio que habían sido reformadas durante muchos años y que ya no tienen ningún valor, con lo cual no sabemos cómo estas asociaciones tienen ese poder financiero”.

Tanto ella como los miembros de la cooperativa creen que hay otros muchos que dictaminaban que las cocheras no son un Bien de Interés Cultural, todo lo contrario a lo que creen algunas asociaciones madrileñas y europeas, y que finalmente se podrán empezar a construir sus casas.

Si todo hubiera ido bien ya tendrían que estar viviendo en ellas desde finales del año pasado o principios de este 2020 y todavía no tienen la licencia de edificación.

En 2014 la cooperativa ahora denominada Metropolitan quería crear 443 viviendas y compró el solar a Metro Madrid por 88,3 millones de euros. Varias asociaciones entre ellas 'Madrid, ciudadanía y patrimonio' se opusieron al derribo de las estructuras conservadas, obra de varios ingenieros y arquitectos como Antonio Palacios, Miguel Otamendi o Antonio González Echarte.

Juzgar de nuevo

Ahora, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid deberá juzgar de nuevo la decisión de la Comunidad de Madrid de no proteger como Bien de Interés Cultural las cocheras históricas de Metro en Cuatro Caminos, que avaló la sección octava en un fallo adoptado en enero de 2019 que ahora queda anulado.

La Sección de Casación del TSJM da la razón al recurso presentado por la Asociación Madrid, Ciudadanía y Patrimonio, que rechazaba los argumentos del fallo anterior debido a que usaban un artículo de la ley de patrimonio autonómica derogado por el Tribunal Constitucional.